La remuneración bruta y neta de los servidores públicos